X

¿Quieres recibir más información como esta a tu email?

Regístrate

Me gustaría recibir las últimas novedades.

miércoles, 24 de octubre de 2018

Empieza tu negocio de cosméticos con los productos más básicos


Seguramente en tu camino a emprender tu propio negocio de cosméticos te has preguntado cuál es el primer paso. Antes que nada, debes decidir cuáles son los productos con los que vas a comenzar. Por supuesto, necesitas amplia variedad y tener cierto inventario de cada cosa, pero a partir de eso surgen nuevas incógnitas. ¿Cuáles productos debo vender? ¿Con cuáles empiezo? ¿Compro 1 o compro 10? ¿Cuáles me pedirán más los clientes? Desde este paso se irá trazando un camino conforme su mercado vaya creciendo y sus clientes se vayan multiplicando. Por esta razón, a esta primera respuesta también viene un primer consejo: ¡Ve poco a poco!

De nada te servirá invertir una cantidad escandalosa y tener tu cuarto, bodega o cochera repleta de cosméticos que no tienes idea de cómo vender. Tampoco te conviene tener una tienda exageradamente llena, porque los clientes se sentirán abrumados y lejos de entrar a ver tu surtido, van a salir buscando opciones más espaciosas y donde puedan conocer los productos cómodamente. Lo más importante es tener un plan y un proceso a seguir.

Lo primero que te recomendamos cuanto tu empresa apenas vaya comenzando es que selecciones bien los productos que vas a ofrecer. Comienza por lo más básico de los cosméticos. Hay productos que siempre se van a vender, son fáciles, simples y muy prácticos. Un labial, una máscara de pestañas, un esmalte para uñas… son productos que no necesitan mucho análisis y que prácticamente se compran por impulso cuando al consumidor le gustó el color o simplemente se acabó el labial que traía en su bolso.

Existen productos más complicados y en ocasiones más caros, cuya venta implica un proceso de decisión un poco más complicado. Excelentes ejemplos de esto son los kits de 30 brochas o las cosmetiqueras enormes que seguramente solo mas maquillistas profesionales tienen. Es menos probable vender esos productos que un sencillo labial. Así que piensa bien cuáles son los cosméticos más esenciales y empieza por ahí, ¡no te compliques!

Te recomendamos empezar con bases, labiales, delineadores, esmaltes y máscaras de pestañas. Las pestañas postizas y cosmetiqueras de gran tamaño déjalas para después. Es muy sencillo, pregúntate, ¿cuál es el maquillaje que yo llevo todos los días y que no me debe faltar? ¿Cómo se maquillan mis amigas a diario? De esa respuesta saldrá la solución de cuáles son los productos con los que debo arrancar mi negocio de cosméticos.

Con el tiempo, puedes ver tutoriales de maquillaje en internet y conocer toda la variedad de productos avanzados que existen y cómo aplicarlos. Si aprendes a utilizarlos, podrás ofrecerlos a tus clientes actuales y enseñarles cómo y dónde utilizarlo, una vez que hayas ganado su confianza con lo básico. Recuerda que lo importante es que avances a tu propio ritmo y dentro de tus posibilidades.

Si aún tienes dudas sobre con qué productos empezar, conoce nuestra gran variedad de cosméticos al mayoreo, de marcas de la mejor calidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cosméticos a la Moda: Sus marcas son la mejor propuesta de valor

Uno de los ingredientes más importantes, o quizás el más importante de todos, al momento de emprender un negocio es tener un proveedor...